cintillo_inscripciones2017
Luis Rivas

Gremio artístico venezolano de luto con la muerte del actor Luis Rivas

Luis Rivas Lamus, quien desarrolló una extensa trayectoria artística en teatro, cine y televisión, falleció este lunes 23 de enero en Valencia, a los 76 años tras sufrir un coma diabético.

Nativo de Mérida, el artista estudió teatro en la Universidad de Chile y participó en más de 15 películas, 60 obras de teatro y 18 telenovelas. Durante dos años hizo un programa radial muy exitoso en Unión Radio, “La Hora del Burro”. Actuó también en los programas cómicos venezolanos Radio Rochela y Cheverísimo.

“Entre 1999-2000 tuvo un problema cardíaco muy grave, así que nosotros hicimos una función de la obra La reconstituyente y lo que recaudamos en taquilla lo donamos para que se le comprara un marcapasos, pero después desarrolló problemas relacionados con el azúcar y el páncreas y murió el lunes, a las 10:00 pm, por un coma diabético”, cuenta su amigo, el libretista de programas de humor Francisco Martínez.

“Él comenzó a trabajar con Román Chalbaud, pero luego se hizo muy cercano de César Bolívar, quien lo incluía en todas sus películas. Era como su amuleto. De hecho, en Homicidio culposo (1983), su película más exitosa, Luis hizo de policía, uno de los papeles más importantes”, cuenta.

Una de las interpretaciones más recordadas de Rivas fue el personaje del general Marcos Suárez Figueres en Estefanía (1979). “Para evitar una demanda, Radio Caracas Televisión le puso así, pero todo el mundo sabía que era Marcos Pérez Jiménez”, agrega.

La producción de la planta televisiva ubicada en Quinta Crespo centró su trama en el Gobierno del dictador que fue derrocado el 23 de enero de 1958. La obra fue la primera novela transmitida en color en Venezuela. Sus protagonistas fueron Pierina España, José Luis Rodríguez, Carlos Olivier y Gustavo Rodríguez.

“Aunque hizo cine y televisión nacional, dejó su impronta en el teatro. Era un actor que tenía una habilidad natural para la caracterización de personajes, imitar voces y acentos que siempre era requerido”, destaca el escritor Leonardo Padrón. “Era uno de los actores fetiche de José Ignacio Cabrujas”.

“Hace poco vi Cabrujas en el país del disimulo, él hizo la imitación en una de las partes y fue tan buena que hay momentos en los que no sabes cuando habla Cabrujas o cuando habla él”, apunta.

“Era una persona encantadora, tenía un don de gente extraordinario”, dice el humorista Laureano Márquez apenas se le pregunta por él.

“Entre 1987-88, trabajamos en La guacharaca y ahí nos peleábamos por hacer de primeros a Juan Pablo II. Yo le decía: ‘por la imitación de El Papa, me estás robando la papa’. Siempre estaba contento. Era una gran persona”, evoca.

(El Universal / El Espectador Venezolano)
25 de enero 2017

LUIS_RIVAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

.

Cintillo Maratomico 2017
.