cintillo_inscripciones2017
Alejandra Linares Pintura

Alejandra Linares, entre la pintura y el diseño gráfico

Diez años no son nada pero pueden ser mucho para Alejandra Linares quien a sus 25 años ya lleva una trayectoria expresándose a través del pincel y del lienzo cuando la inspiración la asalta y paralelamente desarrolla su talento creativo a través del diseño digital que es su profesión oficial.

El óleo y un concurso en el colegio despertaron su necesidad de trabajar la pintura, y de experimentar a través del pincel el lápiz y las diferentes técnicas para expresar sus sentimientos, y compartirlos con todos.

Una obra de fuertes contrastes y un tratamiento libre en la línea y el color son el sello de esta creadora, que no limita su creatividad al lienzo, sino que también libera sus sueños en el diseño gráfico digital.

Pintura Alejandra LinaresRadicada desde hace siete años en Estados Unidos, primero estudió y se graduó en Diseño Gráfico en el Art Institute de Tampa en West Point Beach y trabaja para la empresa OASE desde hace tres años.

Esta barquisimetana estudió y descubrió su pasión paralela cuando participó y ganó un concurso de pintura que se realizó en su colegio. Pintar se convirtió para ella en una necesidad. “Primero fue el óleo, luego empecé a dibujar y cuando entré a la universidad empecé a experimentar con todo tipo de materiales y ya me enserié con los acrílicos”, explica.

Para ella existen dos mundos paralelos aunque separados por una línea casi invisible pero muy clara, la pintura es sentimiento, mientras que el diseño es más pensado, es marketing, es más elaborado, calculado.

Autodidacta, no deja de producir cada vez que le llega la inspiración que puede ser de día de noche o de madrugada. Asegura que de su entorno familiar -su madre es profesora de Arte- nació su amor por la pintura, por la creación artística. Acudía a todas las exposiciones que se realizaban en la ciudad y compartía con los amigos de su mamá: el maestro Esteban Castillo, Jesús Armando Villalón y el artista Carlos Sosa, entre otros.

Sobre su permanencia en EEUU dice que es una experiencia enriquecedora que no está dispuesta a abandonar. “Quiero a mi país -se excusa-, pero ahora no se puede regresar”.

Entre sus proyectos está seguir con el diseño, pero también participar en exposiciones como la que se prepara en Miami para de febrero y para la cual ha preparado obras inéditas que, por ahora, se niega a mostrar. La muestra será a beneficio de las mujeres embarazadas y sin recursos de Venezuela.

Alejandra Linares espera seguir incursionando en nuevas propuestas, pero siempre manteniéndose en su trabajo de diseñadora gráfica, su pasión laboral.

(Marla Prato / El Universal)
6 de febrero 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

.

cintillo2017
.