Cintillo3
Juntos pero no revueltos

Juntos pero no revueltos analizaron el cine venezolano

Todos los actores, directores, estudiantes, periodistas y cinéfilos que participaron en el Festival del Cine Venezolano se dieron cita la mañana de ayer en Mérida para discutir en torno al hecho cinematográfico nacional en el conversatorio “Juntos pero no revueltos”, última actividad programada antes de conocer los ganadores en el acto de clausura.

Durante la dinámica discusión, diversas opiniones salieron a relucir como la diversidad de géneros que se están haciendo actualmente en el cine venezolano.

Leónidas Urbina, protagonista de Piedra, Papel o Tijera, aseveró que el cine venezolano no es un género. “Ahora hay que decidir si ve comedia, terror o drama en el cine nacional”.

Por su parte, el director César Bolívar manifestó que resultan necesarios más espacios donde exhibirse las producciones nacionales, al tiempo que anunció que La Villa del Cine junto a distribuidores están trabajando en un proyecto para que un porcentaje de las salas de cine comerciales esté destinado a la proyección de cine nacional y películas extranjeras independientes.

El pequeño Rosmel Bustamente, actor de La Casa del Fin de los tiempos y Cuidado con lo que sueñas, se robó los aplausos de todos al contar el proceso que pasó para actuar en la película de terror. “Ahora me veo en la pantalla grande y no creo que eso lo haya hecho yo”.

La realizadora zuliana Patricia Ortega destacó que le gustaría ver más cine hecho en el interior del país “y así conocer los diferentes colores, texturas y acentos de Venezuela”.

También refirió que debe cambiar la manera de llevar a la pantalla los personajes femeninos. “Necesitamos más mujeres guerreras en las películas que hacemos”.

Fueron varias las felicitaciones que recibió Miguel Ferrari por su película “Azul y no tan Rosa”, por llevar a la pantalla un tema tan polémico y tratado de una manera tan hermosa.

Ferrari expresó que para él el mejor premio que ha recibido es el feedback de la gente a través de redes sociales, por donde ha conocido experiencias de familias que se han reconciliado tras haber visto la película.

Todos los equipos de trabajo de las producciones que participan en el festival hicieron una reflexión sobre lo que  se está haciendo o se quiere hacer en la cinematografía nacional, concluyendo que hay que continuar formándose y por supuesto seguir intentado y creer que hacer cine en Venezuela sí es posible.

El Festival del Cine Venezolano es organizado por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, la Fundación para el Desarrollo de las Artes y la Cultura (Fundearc), la Universidad de Los Andes.

Y gracias al apoyo de Telefónica|Movistar, Escuela de Medios Audiovisuales, Bolívar Films, David & Joseph, Repsol, Queiroz Publicidad, Gran Cine, Venetur, Escuela Nacional de Cine, Produrama Vide – Cine C.A., Cinequipos, Corporación Video, Cinex, Unión Radio, Factor RH, Organización Nacional del Transplante, Cinestesia Media,  Cines Unidos,  MoviBeta, Imperatori Producciones, Mokambo Caffé.

(Prensa Fundearc / N.D.)
20 de junio 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

.

Cintillo1_FCV2017
.